Según el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, los acusados se valieron "de la coyuntura propiciada" porque su familiar estaba "ingresado en el hospital en varios periodos" en esos años. Así, habrían procedido en los días 26 y 27 de febrero de 2015 a "realizar sendas transferencias" desde su cuenta por importe cada una de ellas de 2.900 euros.

No contaron supuestamente "con la oportuna autorización" del afectado, que ha denunciado los hechos, e incorporaron "dicho dinero a su patrimonio". Además, habrían ido cargando diversos recibos y dispusieron en efectivo de la misma cuenta usando una tarjeta de crédito con la clave que conocían, "dada la situación de confianza y cercanía".