A pesar de que en su entrevista con 20minutos Rosalía declaró que "empatiza con el tema de la apropiación cultural", matizó que "no cree en ella". Y en su última canción, lanzada este martes, Di mi nombre, las redes han observado que la artista catalana vuelve a usar costumbres gitanas.

En el estribillo de la composición, la octava de su disco El mal querer, a la venta el 2 de noviembre, los oyentes reconocen la palabra yeli, que en la terminología calé se refiere a la "prueba del pañuelo" que se realiza en algunas de sus bodas para comprobar la virginidad de la novia.

La cantante de Malamente se ha apresurado a responder a través de su cuenta de Twitter que lo que ella entona proviene de los tangos de La Repompa de Málaga, una célebre cantaora andaluza nacida en 1939 que falleció a los 21 años.

Sin embargo, aunque varios usuarios han aceptado la expliación de la cantante, a otros no les ha convencido en absoluto y creen que Rosalía ha vuelto a apropiarse de la cultura gitana, generando así una nueva polémica, además de que en el videoclip su vestido recuerda al de las bodas.