Una mujer se enfrenta a una petición fiscal de dos años de cárcel por apoderarse de un pendrive que contenía imágenes de sus compañeros de trabajo desnudos en una celebración de cumpleaños y que después fueron difundidas por una programa de televisión y una revista.

Según informa la Fiscalía de Madrid, la mujer, A.J.C., se sentará el próximo viernes en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial por un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

En sus conclusiones provisionales, el fiscal relata que la acusada trabajaba el 28 de enero de 2012 en la empresa "El cobrador del frac", donde ese día se celebró una fiesta de cumpleaños en la que los asistentes decidieron "libremente" grabar un vídeo.

Un hombre aparecía sentado en un sillón de dirección rodeado de tres empleadas que posaban desnudas felicitándole y dándole besos. Las imágenes fueron almacenadas en un soporte informático tipo pendrive y guardado en una caja fuerte de un despacho profesional de uno de los empleados.

Según la Fiscalía, entre junio y octubre de 2014, en una fecha no determinada, la acusada se apoderó del pendrive "con ánimo de atentar contra la intimidad" de las personas que aparecían en la grabación.

Un año más tarde, en 13 de julio de 2015, el contenido del pendrive se emitió en el programa "Espejo público" de Antena 3 y sus imágenes también fueron publicadas por la revista Interviú, "sin que conste que la acusada hiciera entrega del mismo a dichos medios de comunicación", añade el fiscal.

Para el representante del Ministerio Público, los hechos son constitutivos de un delito de descubrimiento y revelación de secretos y pide por ello dos años de cárcel para la acusada y multa de viente meses a razón de 12 euros diarios.