Nacional

Métodos STEM, habilidad personal, conciencia cultural... las 8 competencias del currículo que prepara Educación

  • Celaá presenta las líneas maestras del nuevo modelo educativo, que pretende ser menos memorístico y enciclopédico.
  • El ministerio prevé que la nueva ordenación académica empiece a implantarse en el curso 2022-2023.

Alumnos en clase.
Eduardo Briones - Europa Press 

El objetivo de apostar por un modelo educativo menos memorístico, enciclopédico y "acumulativo" y de dar paso a un sistema basado en el aprendizaje de competencias y en el que se trabaje de forma interdisciplinar comienza a tomar forma. La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha avanzado este viernes las líneas maestras del nuevo currículo, un currículo que el ministerio prevé que empiece a implantarse en el curso 2022-2023.

"Ofrecer una educación competencial significa por ejemplo fomentar que algunos alumnos dispongan de las capacidades necesarias para actuar de una forma responsable ante los problemas medioambientales, resolver de forma pacífica los conflictos o adaptarse a los requisitos de los nuevos puestos de trabajo", ha señalado la ministra durante un acto bajo el título Nuevo currículo para nuevos desafíos. Una presentación en la que ha estado acompañada de César Coll, profesor de Psicología de la Educación de la Universidad de Barcelona y miembro del grupo de expertos que trabaja en el diseño del nuevo currículo, y Guadalupe Jover, profesora de Lengua y Literatura en la ESO. Celaá también ha hablado de "construir personas con capacidad de libre pensamiento y discernimiento crítico", en una "época compleja, de grandes desafíos", en la que "la digitalización está impulsando nuevas formas de pensar". 

La nueva reforma educativa, aprobada a finales del año pasado, fija el marco para el desarrollo de un nuevo modelo, que sea "abierto, flexible, con una estructura manejable y mejor integrada, al servicio de una educación inclusiva y que valore la diversidad", ha afirmado la titular de Educación. Sobre esa base, se establece que el denominado 'perfil de salida', las competencias con las que el alumnado de 16 años debe acabar su educación obligatoria, se aglutinarán en ocho. Dentro de cada una se propone un conjunto de conocimientos, destrezas y actitudes.

Comunicación lingüística: "Conlleva movilizar, de manera consciente, el conjunto de saberes, destrezas y actitudes que permiten identificar, expresar, crear, comprender e interpretar sentimientos, hechos, opiniones, pensamientos y conceptos de forma oral y escrita en soportes visuales, sonoros y multimodales en contextos diversos y con finalidades distintas"

Plurilingüismo: "Implica utilizar distintas lenguas de forma apropiada y eficaz para el aprendizaje y la comunicación"

Matemática y en ciencia y tecnología (STEM): "Entraña la comprensión del mundo utilizando el método científico, el pensamiento y la representación matemáticos, la tecnología y los métodos de ingeniería para transformar el entorno de forma comprometida, responsable y sostenible"

Digital: "Implica el uso seguro, saludable, sostenible, crítico y responsable de las tecnologías digitales para el aprendizaje, en el trabajo y para la participación en la sociedad, así como la interacción con dichas tecnologías".

Personal, social y de aprender a aprender: "Es la habilidad de reflexionar sobre uno mismo, gestionar el tiempo y la información eficazmente, colaborar con otros de forma constructiva, mantener la resiliencia y gestionar el aprendizaje a lo largo de la vida"

Ciudadana: "Es la habilidad de actuar como ciudadanos responsables y participar plenamente en la vida social y cívica, basándose en la comprensión de los conceptos y las estructuras sociales, económicas, jurídicas y políticas, así como en el conocimiento de los acontecimientos mundiales y el compromiso activo con la sostenibilidad y el logro de una ciudadanía mundial".

Emprendedora: "De creatividad e iniciativa, implica desarrollar un enfoque vital dirigido a actuar sobre oportunidades e ideas, utilizando los conocimientos específicos necesarios para generar resultados de valor para otros".

Conciencia y expresión culturales: "Implica comprender y respetar la forma en que las ideas y el significado se expresan de forma creativa y se comunican en las distintas culturas, así como a través de una serie de artes y otras manifestaciones culturales. Implica esforzarse por comprender, desarrollar y expresar las ideas propias y un sentido de pertenencia a la sociedad".

Este 'perfil de salida' quedará recogido en los Reales Decretos de Enseñanzas Mínimas en los que el ministerio trabaja y que servirán de base para los posteriores decretos que las comunidades deberán desarrollar. En virtud de lo establecido por la Lomloe, desde el Gobierno central quedará establecido el 50% del horario escolar en el caso de las autonomías con lengua cooficial y el 60% en el caso de las que no la tienen. Asimismo los centros tendrán potestad para completar el currículo en las diferentes etapas. "Se trata de personalizar la enseñanza y para ello necesitamos centros con autonomía", ha afirmado Celaá.

Aprendizajes imprescindibles y deseables

Coll ha explicado durante su intervención que en la reforma se apuesta por "diferenciar entre los saberes imprescindibles, aquellos que quien no logra realizarlos durante la educación básica ve su futuro personal y profesional seriamente comprometido porque luego son muy difíciles de adquirir, de aquellos que son interesantes pero que se pueden hacer sin mayor coste posteriormente".

Sin detallar qué quedará enmarcado en un grupo y qué en otro, desde Educación se ha apuntado después en un encuentro con los medios que los aprendizajes imprescindibles son aquellos sin los que se entra en riesgo de exclusión social. Quedarán marcados en los Reales Decretos de Enseñanzas Mínimas, mientras que los aprendizajes deseables se dejarán en manos de los Ejecutivos regionales y de los centros. "Las enseñanzas mínimas son solo un paso. El currículo no se acaba ahí", han argumentado. 

Sobre las competencias, desde el ministerio tratan de explicar que se considera a una persona competente "en la medida que adquirir un nuevo conocimiento le lleva a actuar en el mundo de una manera distinta porque ha sido capaz de entender ese conocimiento". No se trata de erradicar por completo la memorización pero sí de que cuando sea necesaria esté encaminada a saber cuándo aplicar esos conocimientos para entender lo que puede ocurrir y relacionar conceptos entre sí. 

En un modelo en el que aún quedan aspectos por concretar, como la forma de evaluación y clasificación, el profesor César Coll ha comentado que "no se trata de vaciar de contenido las disciplinas", sino de seleccionar las que sean "indispensables" para que los jóvenes puedan enfrentarse a los retos y desafíos que les esperan. De esta forma se intenta aclarar que habrá por ejemplo contenidos de Geografía e Historia que se sigan impartiendo, aquellos que vayan encaminados a lograr el objetivo que se persigue.

La ministra ha reseñado que se necesitan "ciudadanos con competencias multifacéticas, interdisciplinares e integradas" que ayuden a reducir "la fisura existente" entre lo que el sistema educativo ofrece "y lo que verdaderamente necesitan aprender los alumnos de cara a su integración en un mundo globalizado". Desde el ministerio se incide en que se trata de un sistema que "incorpora los avances de los países más innovadores en la materia como Portugal, Gales, Escocia, Finlandia o la provincia canadiense de Quebec". 

loading...
loading...