Valladolid

Más de 150 vehículos marchan por Valladolid para pedir a la Junta negociar con sus empleados por los cauces adecuados

Una marcha "lenta" de más de 150 vehículos entre coches y bicicletas ha recorrido las calles de Valladolid para exigir a la Junta de Castilla y León que "vuelva" a negociar con los empleados públicos por los cauces adecuados y las mesas establecidas al efecto y no "en pasillos" y de forma unilateral.

Marcha en vehículos convocada por CSIF y UGT en Valladolid para pedir a la Junta volver a la negociación en los cauces adecuados.
DAVID_MATOS

La marcha, que han convocado CSIF y UGT, ha congregado a unos 150 turismos y más de una decena de bicicletas que han circulado lentamente desde el centro de la ciudad hasta la sede de la Junta, en la Plaza de Castilla y León, con lemas como "por el respeto a la negociación colectiva" o "por un acuerdo de equiparación".

A las puertas de la Junta, el presidente autonómico de CSIF, Benjamín Castro, y el secretario general de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de UGT (FeSP-UGT) de Castilla y León, Tomás Pérez Urueña, han reclamado a la Junta la vuelta a la senda de negociación.

Castro, tras agradecer a los "cientos" de empleados públicos su participación, ha señalado que la protesta escenifica la "exigencia" al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y al Gobierno autonómico que "vuelvan al camino de la negociación".

El responsable de CSIF, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha incidido en que la negociación colectiva ha supuesto "grandes avances" en la profesionalización de los servicios públicos, a los que se dedican, y ha aseverado que "no es un juego de niños" y tienen que volver "a ese camino de la negociación, de la razón, de la legalidad".

"OCURRENCIAS"

En este sentido, ha pedido olvidarse "de improvisaciones o de ocurrencias como las vistas en las últimas fechas", en referencia al acuerdo firmado entre el sindicato de enfermería Satse y la Consejería de Sanidad exclusivamente para esta profesión sanitaria.

"No entendemos otra manera que no sea el consenso y por favor pedimos al señor Mañueco que esta vez tenga un hueco en su agenda de atendernos porque representamos a los profesionales, a los que saben de todo esto, docentes, sanitarios... y vamos a volver a las mesas de negociación, vamos a convocar la Mesa General de Empleados Públicos que es la que establece la legislación", ha concluido.

Por su parte, Pérez Urueña ha reclamado a los "dos gobiernos" de la Junta -en referencia a PP y Cs- que vuelvan "a la senda de la normalidad democrática", del Estatuto de Castilla y León, porque donde ha recordado que se negocian los aspectos laborales, retributivos y de derechos de los empleados públicos son las mesas constituidas para tal, algo que es así desde hace "años, años y años".

Sin embargo, ha criticado que desde hace dos años que "empezaron estos dos gobiernos de la Junta" se están viviendo "una serie de despropósitos, a cual peor".

"Negocian unos por un lado, otros por otro, otros ni nos reciben como Mañueco, que cada vez que hay un problema sale espantado. Queremos volver a la normalidad democrática de un Estado de Derecho", ha exigido el responsable de UGT, quien ha apuntado que hay representantes legítimos elegidos en las urnas por los trabajadores que son los que tienen que negociar.

NEGOCIACIONES A LAS "ESPALDAS"

Frente a ello, ha rechazado "una negociación a las espaldas de mesas que están democráticamente elegidas y tienen la legitimidad para la negociación" y ha asegurado que no se puede "dar de paso, bajo ningún concepto", que un sindicato "que no representa ni al sector que dice representar", como ha afirmado que le ocurre a él como enfermero, "se permita el lujo" de firmar con una consejera a espaldas del consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, y del presidente del Gobierno.

Pérez Urueña ha señalado que si eso lo "avala" el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, tiene que pensar que aquí hay un gobierno y unos sindicatos "legítimos", ambos elegidos en las urnas, y son los que se tienen que sentar a negociar en las mesas constituidas para ello "y no en los pasillos de las Cortes y en vísperas de mociones de censura".

El responsable de la FeSP de UGT ha aclarado que el hecho es que las mesas se convocan y este mismo viernes tienen una, pero no llevan a las mismas lo que han negociado "en un pasillo" y tampoco se lo enseñan ni saben la letra pequeña, sólo se enteran "por los titulares de la prensa".

Así, ha explicado que negocian aspectos como el teletrabajo o la Carrera Profesional, que lleva mucho tiempo de retraso, pero "un día te levantas, coges el periódico y ves un pacto".

"Eso no ha pasado nunca, eso ha pasado desde que está este Gobierno", ha afirmado Pérez Urueña, quien ha criticado que fuera el Ejecutivo que "iba a renovar" y quizá si se hubiera sabido que esto iba a ser así se hubiera producido otra "solución en las urnas" porque "esto no es una renovación, es una revolución administrativa y desde el propio Consejo de Gobierno, que ha cambiando absolutamente todos los mecanismos de negociación".

loading...