Tipos de manchas cutáneas en la cara: ¿por qué se produce cada una?

Pueden aparecer manchas por la exposición a los rayos solares.
Freepik

Las manchas cutáneas pueden aparecer a lo largo de todo el año y no solo durante la época estival, aunque sean más frecuentes como consecuencia de la exposición solar. Este tipo de afecciones en la piel son "el resultado de la diferente distribución de la melanina y las células que la producen, los melanocitos", explican en la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)

La melanina es el pigmento que protege a la piel de los rayos del sol y, por tanto, "al exponernos al sol los melanocitos segregan más melanina", añaden. Así, pueden aparecer manchas en diferentes zonas del cuerpo más claras, oscuras o enrojecidas producidas por diferentes causas.

Melasma

Este tipo de mancha suele aparecer en "pómulos, mejillas, frente o barbilla" y es de color marrón más claro. En la mayoría de los casos, los bordes son "regulares" y las manchas adquieren una forma redondeada. Suelen manifestarse "a consecuencia del embarazo o del uso de anticonceptivos hormonales y pueden oscurecerse más con la exposición solar", explican en las Clínicas Vivanta, especializadas en medicina estética.

Pecas

Las pecas o efélides son manchas con un tamaño bastante más reducido de color marrón claro u oscuro. Se tratan de "acumulaciones de pigmento de coloración parduzca, redondeadas y no uniformes" que tienden a localizarse en zonas más expuestas al sol, como cara, cuello y brazos, detallan en la AEDV.

Lunares

Los nevus o lunares son acumulaciones de un "mayor número de melanocitos" que afectan a las estructuras de la piel, por lo que existen "diferentes tipos de lunares en función de sus características", añaden. En estos casos es importante el control por parte de especialistas en dermatología, sobre todo de aquellos lunares con características como "la asimetría, los cambios de coloración, la coloración no uniforme, los bordes irregulares y el crecimiento o cambios recientes".

Vitíligo

Se trata de una afección que tienen aquellas personas con mayor predisposición genética y que origina manchas en zonas "donde no hay pigmentación porque no existen melanocitos", indican en Vivanta. Pueden estar en el rostro o en cualquier parte del cuerpo.

Manchas cutáneas por la exposición solar

Los léntigos solares son las manchas que suelen aparecer en el rostro como consecuencia de la exposición a los rayos solares. "Son parecidas a las pecas, pero más grandes y se presentan en las zonas donde hayas recibido radiación solar sin protección", detallan en Vivanta. Así, generalmente son de color marrón, simétricas y redondeadas.

loading...