Opinión

Cómo la COVID-19 enseñó a Europa a vencer el cáncer

  • Dolors Montserrat es Portavoz del PP en el Parlamento Europeo, miembro de la Comisión Especial sobre Lucha contra el Cáncer y ex ministra de Sanidad.
  • Cindy Franssen es eurodiputada por el partido belga CD&V y coordinadora del Grupo PPE del Parlamento Europeo para la lucha contra el cáncer.

Una enfermera preparando una vacuna contra la Covid-19
GVA/Archivo

A día de hoy, 1,4 millones de europeos han fallecido debido al coronavirus. La primera muerte causada por esta pandemia en Europa se registró el 15 de febrero de 2020 en Francia.

El cáncer, a su vez, causa 1,3 millones de muertes al año en Europa, de las cuales 6.000 son de niños. De esta cruel forma, el cáncer golpea cada año 2,7 millones de vidas tras el diagnóstico más temido, 35.000 de ellos, niños y adolescentes. Pero la COVID-19 y el cáncer no solo comparten estas desoladoras cifras. Ambas enfermedades pueden atacar a cualquier persona, independientemente de sus circunstancias. Ambas enfermedades han de ser abordadas con la misma urgencia, la misma eficiencia, la misma prioridad.

En septiembre de 2020, el Parlamento Europeo creó una comisión especial para explorar qué puede hacer Europa para combatir el cáncer. El trabajo realizado desde entonces, durante 21 meses, ha servido para identificar cómo, uniendo las fuerzas de todos los europeos, seremos más fuertes en la lucha contra esta enfermedad. Así, como legisladores de la UE, hemos desarrollado unas directrices que marcan el camino a seguir para conseguirlo.

La pandemia del coronavirus ya ha demostrado las ventajas de trabajar juntos en materia de salud, así como los obstáculos que hemos tenido que superar. En el caso de la lucha contra la COVID-19, tuvimos que empezar de cero. En el caso del cáncer, los sistemas sanitarios de la UE cuentan con una importante ventaja: ya cuentan con mucha experiencia. Con los grandes resultados que hemos obtenido juntos frente a la pandemia, sin experiencia previa, podemos anticipar que uniendo todos nuestros conocimientos sobre el cáncer marcará la diferencia en el futuro más próximo. Las lecciones que hemos aprendido de la COVID-19 son la prueba de lo que Europa y los europeos podemos lograr para vencer al cáncer.

"Las lecciones que hemos aprendido de la COVID-19 son la prueba de lo que Europa y los europeos podemos lograr para vencer al cáncer"

Los tratamientos y medicamentos contra el cáncer suponen una gran inversión, y más cuando se trata de cánceres raros. Al igual que se hizo con las vacunas contra la COVID-19, la Comisión Europea debería trabajar para proponer compras centralizadas europeas para que estos tratamientos sean accesibles para los pacientes y más asequibles para la sostenibilidad de nuestros sistemas nacionales de salud.

Europa tiene la responsabilidad de promover e incentivar la innovación y el desarrollo de tratamientos, como hemos hecho en el caso de las vacunas contra el coronavirus.

La UE debe impulsar también la prevención, la detección precoz y el tratamiento. Ejemplo de ello es la financiación de 95.500 millones de euros del programa Horizonte Europa cuya prioridad es buscar apoyo para la investigación contra el cáncer. Es importante derribar las barreras existentes a la hora de compartir datos para la investigación, pues ralentizan las investigaciones sobre cánceres, y más aún los cánceres raros y pediátricos. Un Espacio Europeo de Datos sobre la Salud permitirá salvar las vidas de miles ciudadanos europeos, y en especial de nuestros niños, ya que facilitará a la sociedad científica y a la industria farmacéutica invertir en medicamentos específicos para todo tipo de cánceres, incluidos los pediátricos. Para garantizar que todos los menores dispongan de tratamiento, requerimos que cada Estado miembro disponga de al menos un centro especializado para niños y adolescentes con cáncer.

"Un Espacio Europeo de Datos sobre la Salud permitirá salvar las vidas de miles ciudadanos europeos, y en especial de nuestros niños"

La respuesta europea a la pandemia ha demostrado además que la cooperación en la atención sanitaria transfronteriza es esencial. Las enfermedades, los virus, las amenazas sanitarias no conocen nacionalidades ni fronteras.

Por ello, es necesario facilitar a los pacientes el acceso al mejor tratamiento en cualquier estado miembro, facilitando su traslado al hospital correspondiente.

Necesitamos un mecanismo único de autorización y reembolso para la atención sanitaria entre países miembros. Asimismo, hemos de promover el intercambio de las mejores prácticas en cuidados paliativos y apoyar la investigación en este ámbito. Nadie debe ser discriminado por haber padecido cáncer. Debido a esto, queremos recordar también la importancia del derecho al olvido para supervivientes, independientemente del Estado miembro en el que vivan.

La mejora de la calidad de vida de los pacientes con cáncer y de sus familias y sus cuidadores requieren un gran esfuerzo colectivo, con políticas concretas en materia económica, social, fiscal y laboral.

Estos son solo algunos ejemplos en los que Europa puede marcar la diferencia. Desde el Parlamento Europeo queremos ayudar a todos los europeos afectados por el cáncer, independientemente de en qué estado miembro viva. No debemos permitir que dentro de la UE haya ciudadanos de primera y segunda, como ocurre ahora: en Europa del Este los pacientes tienen un 30% menos de posibilidades de recuperarse que en Europa Occidental. Como legisladores de la UE, hemos de asegurarnos de que la lucha contra el cáncer suponga una victoria para todos y esté llena de esperanza.

Europa ha de aunar esfuerzos, conocimientos y financiación. La unión en la lucha contra el cáncer requiere la voluntad política de 27 gobiernos. Como los eurodiputados, los jefes de gobierno europeos han de entender que Europa tiene que combatir el cáncer unida.

Desde el Parlamento Europeo apelamos a esos 27 gobiernos, y en especial a sus ministros de Sanidad y de Economía, para que no miren hacia otro lado, sino que afronten la tarea con la misma valentía y determinación que nos muestran a diario los pacientes con cáncer en toda Europa.

loading...