"Demasiados niños del país necesitan gafas" dijo el líder de China, Xi Jinping en un llamamiento a la ciudadanía para que controlase el tiempo que los más pequeños pasan jugando a videojuegos, cuenta el The New York Times.

El gobierno chino ha lanzado algunas normativas para reducir la miopía adolescente que existe en el país: controlarán el número de nuevos juegos online, explorarán un sistema de recordatorio apropiado para la edad de acuerdo con las condiciones nacionales y tomarán medidas para limitar el tiempo de uso de los menores, tal y como recoge la CNN.

Esta información ha repercutido en un desplome de las acciones de la principal compañía de videojuegos del país, Tecent, así como en las famosas Capcom, Konami y Bandai Namco, que también han caído tras las palabras del líder chino.

Tecent es la compañía más grande del mundo con una gran parte de su negocio en China, un mercado en el que ya se ha enfrentado a otros problemas causados por otras regulaciones.