La presidenta del Colegio de dietistas-nutricionistas de Catalunya (Codinucat), Nancy Babio, ha alertado del "riesgo" para la salud de seguir dietas veganas sin la supervisión de un nutricionista o dietista, lo que se incrementa cuando se trata de menores en edad de desarrollo.

Babio ha observado que cuando hay una exclusión de un alimento indispensable, es necesario complementarlo, ya que pueden aparecer déficits a largo plazo que no se detectan en las analíticas hasta que aparece una complicación para la salud, como por ejemplo el déficit de vitamina B12 -de origen animal-, que tiene consecuencias en el sistema nervioso central.

Babio, también presidenta de la Sociedad catalana de alimentación y dietética clínica, ha detectado un gran aumento de dietas vegetarianas sin consultas a un profesional y que en ocasiones se inician de repente, "como en otras modas", y se transmiten al núcleo familiar, incluyendo los hijos, pero según algunos estudios solo uno de cada siete hace esta dieta supervisada.

Unos 450 profesionales de la nutrición y la dietética abordarán este sábado en Reus (Tarragona) temas candentes de este ámbito como el de la alimentación infantil y el veganismo, coincidiendo con las VI Jornadas del Codinucat y el II Congreso de la Sociedad catalana de alimentación y dietética clínica, con participación europea.

Con mesas redondas, debates y conferencias, la jornada del sábado se centra en el lema 'Moderando el mensaje en dietética y nutrición', con el objetivo de que "las personas no estén tan alarmadas" y evitar mensajes negativos como los generados recientemente con los lácteos, la carne roja -vinculada con el cáncer-, el pescado -con el mercurio-, el azúcar y el glúten.

70% vegetal

Una dieta variable y equilibrada debe contener un 70% de alimentos de origen vegetal -como verduras, frutas, legumbres y frutos secos- y un 30% animal -lácteos, pescados, carnes magras y huevos, sobre todo-, y para que sea saludable tiene que tener "todos estos grupos de alimentos, sin excluir ninguno".

Por ello, tratarán cómo transmitir este mensaje desde los profesionales sanitarios, así como la implantación en el sistema nacional de la salud de la dietética y la nutrición, hacia unas dietas adecuadas en la restauración colectiva.