Científicos han desarrollado una revolucionaria tecnología de tira reactiva que permite extraer ADN y ARN de organismos vivos en tan solo 30 segundos. El ADN o ARN extraído se puede usar para una variedad de aplicaciones, incluido el diagnóstico de enfermedades, según informaron los autores de este trabajo en un artículo publicado este martes en la revista PLOS Biology.

La tecnología de tira reactiva, desarrollada por un equipo de la Universidad de Queensland, en Australia, dirigido por el profesor Jimmy Botella y el doctor Michael Mason, se puede usar prácticamente en cualquier lugar sin la necesidad de equipos o personal especializado. Los ácidos nucleicos se pueden aislar utilizando 'kits' comerciales actuales, apunta Botella, pero el proceso es engorroso y requiere un equipo de laboratorio especializado que no es práctico para usar en el campo.

Los autores inicialmente desarrollaron la tecnología para plantas y descubrieron que podía purificar con éxito el ADN de una gran cantidad de especies de importancia agrícola. Sin embargo, pronto descubrieron que su hallazgo tenía implicaciones mucho más amplias, ya que podría usarse para purificar ADN o ARN de sangre humana, virus, hongos y patógenos bacterianos de plantas o animales infectados.

Se puede usar en cualquier lugar sin la necesidad de equipos o personal especializado

"Nuestra tecnología elimina la necesidad de un laboratorio especializado para la preparación de muestras y es mucho más simple, más rápida y más barata que cualquier otra cosa disponible", afirma Botella. "Esta tecnología beneficiará a las personas de los países desarrollados y en desarrollo para hacer frente a una serie de problemas agrícolas, de salud y ambientales", augura.

"La tecnología de varilla hace que el diagnóstico sea accesible para todos. Al combinar nuestras varillas con otras tecnologías recientemente desarrolladas que nosotros y otros hemos desarrollado, todo el proceso de diagnóstico, es decir, desde la recolección de muestras hasta el resultado final, puede realizarse fácilmente en un hospital o granja o, incluso, en medio de una jungla", subraya.

"Ya hemos utilizado con éxito las varillas en plantaciones remotas en Papúa Nueva Guinea para identificar un patógeno que estaba matando árboles, y actualmente los estamos utilizando para detectar rápidamente patógenos humanos en los alimentos. Los usos de esta tecnología son casi ilimitados", concluye.