Una mezcla de Oxy con fentanilo fue la causante de la sobredosis de la cantante Demi Lovato por la que tuvo que ser ingresada de urgencia y, posteriormente, internada en una clínica de rehabilitación.

Con esta exclusiva ha desvelado el portal TMZ las drogas que pudieron llegar a causar la muerte a la famosa artista, como ya ocurriera antes con Prince, Tom Petty o el rapero Lil Peep.

Mientras que el Oxy es un derivado de la cocaína, el fentanilo es un fármaco sintético similar a los opiáceos que se emplea para calmar el dolor pero con una potencia 50 veces mayor que la heroína y 100 veces mayor que la morfina.

Según este medio, cuando se encontraba en un cumpleaños en West Hollywood, Lovato mensajeó a su dealer y este la proveyó del Oxy. Sin embargo, asegura TMZ, Demi desconocía la mala praxis de su 'camello' al comprar la droga en México, y este lote en particular estaba mezclado con el fentanilo.

Aunque en un principio el delaer, que llevaba comerciando con Demi Lovato desde abril, se quedó en la casa, huyó al ver a la cantante en la cama y con la respiración agitada.

Más tarde la cantante fue encontrada por alguien de su equipo y reanimada con Narcan, compuesto de naloxona, la cual actúa como antagonista de los receptores opioides.